Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

sábado, 27 de noviembre de 2010

¿Implantando cólera cínicamente al agua de los haitianos?.
























Esta visto que los illuminatis tenían y tienen un plan eugenístico y militar preconcebido  con el territorio y la población haitiana. Haití.

En la foto vemos un camión cisterna: “depositando excrementos (cólera) de la base nepalí de las Naciones Unidas, en un área de 400 metros de la base en Mirebalais en Haití”.

La cepa de cólera no es nativo de Haití, y se dice que coincide con las cepas que se encuentran en el sur de Asia, poniendo la sospecha en el personal de las Naciones Unidas. 1,3 millones de personas todavía están hacinados en campamentos improvisados, dejando a la población haitiana vulnerable a otros brotes de cólera.
Fuente: http://www.boston.com/bigpicture/2010/11/haiti_ten_months_later.html#photo17



IMPORTANTE!!! – IMPORTANTE!!! – IMPORTANTE!!!:


Urgente: el agua de mar puede acabar con el cólera en Haití

Os ruego a todos distribuir este mensaje para ver si alguna organización que VERDADERAMENTE NO TENGA ANIMO DE LUCRO, asociaciones religiosas, ciudadanos de cualquier parte del mundo que puedan actuar directamente allí o haitianos concienciados, son capaces de hacer llegar este sencillo mensaje a la población para que TOME LO QUE ES SUYO Y PONGA FIN A LA MASACRE DE SERES HUMANOS EN HAITI.

Publicado por Pedro Pozas Terrados en Defensor de la igualdad
OMDIMAR PIDE A LAS AUTORIDADES DE HAITÍ Y A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL, EMPLEE AGUA DEL MAR PARA ERRADICAR LA EPIDEMIA DE CÓLERA DESATADA EN ESE PAÍS.

Omdimar, una Asociación Internacional de Oasis y dispensarios marinos, lamenta profundamente las muertes por la Epidemia por Cólera desatada en Haití y en concreto entre los damnificados del terremoto que asolo Haití y que se está extendiendo por la capital y otras localidades ocasionando decenas de muertos.

Esta organización conoce los trabajos de Rene Quinton en profundidad y como el agua de mar tiene propiedades inmensas en la salud de las personas, como así lo demuestran los dispensarios marinos abiertos en Colombia y Honduras y cómo tomando directamente tres vasos diarios de agua de mar, desaparece la desnutrición y otras enfermedades.

El cólera según sus responsables, es una infección intestinal aguda, grave, que se presenta con evacuaciones diarreicas abundantes, con vómitos y deshidratación que puede llevar al enfermo a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede llevar a la muerte como está ocurriendo en Haití. La pérdida de agua por heces puede llegar a ser de más de 15 litros por día, ocasionando una deshidratación muy severa que puede matar al enfermo por choque hipovolémico y desequilibrio electrolítico y ácido base.

Estas diarreas llegan a desmineralizar al organismo. Por eso una aportación muy importante es el AGUA DE MAR que contiene todos los minerales y oligoelementos de la tabla periódica de Mendeliev, que pasaría a reponer esa pérdida de minerales y a alcalinizar el medio acidificado al ser el AGUA DEL MAR un elemento puramente orgánico y alcalino con un ph. 8.4. (Donde hay oxígeno y alcalinidad no puede haber ninguna clase de enfermedad ni cáncer. Otto Warburg premio Nóbel por la respiración celular 1931).

Al mismo tiempo y según Omdimar, por vía intravenosa el agua de mar supone una transfusión de “sangre” ya que el agua del mar tiene las mismas propiedades que la sangre de los vertebrados superiores. (René Quinton 1897). Así también lo dejó demostrado en los heridos de la primera guerra mundial (1914) transfundiéndoles agua de mar hipertónica cuando se terminó el suero fisiológico y el suero sanguíneo en plena batalla o la realizada a varios perros en el año 2003 en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

“El agua del mar no solo aporta los minerales que se pierden con las diarreas, sino que también es un alimento celular por medio de sus nutrientes que dan la fuerza biológica a la célula para que se oponga a toda clase de enfermedades, no solo al cólera”, dice Pedro Pozas Terrados, portavoz de prensa de Omdimar.

Según Paco García-Donas su Presidente, una forma de empezar inmediatamente a utilizar el agua de mar en Haití es la instalación de depósitos de diez mil litros de agua de mar en decantación en lugares estratégicos de la ciudad y hospitales, para ser utilizada por los voluntarios tanto religiosos (focolares, camelistas, caritas, etc.) como civiles, militares y autoridades sanitarias oficiales.

Ya en el verano de 1912 René Quinton erradicó la epidemia de cólera que asolaba a El Cairo solo con inyecciones de agua de mar.

El agua de mar, según Pedro Pozas, es gratuita, no se tiene que traer de ningún lado y se puede recoger directamente de la costa sin costos.

Pozas pide que se lo hagan saber a las Autoridades de Haití y a las ONG que operan allí. Lo han intentado en varios organismos y Organizaciones, sin respuesta. Ya no solo para evitar que se extienda el Cólera y pararlo, sino también por la desnutrición existente ante la falta de alimentos y otras enfermedades.

Asociación OMDIMAR