Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

jueves, 12 de mayo de 2011

Descubrimientos rusos sobre el ADN – La mente flotante

Los maestros esotéricos y espirituales han sabido durante años que nuestro cuerpo es programable por el lenguaje, las palabras y el pensamiento. Esto ha sido científicamente probado y explicado. El ADN humano es una red interna o “Internet” biológica, superior en muchos aspectos a la artificial.


La última investigación científica rusa explica directa o indirectamente fenómenos como la clarividencia, la intuición, los actos espontáneos y a distancia de la curación, auto-sanación, técnicas de afirmación, las poco comunes luces/auras alrededor de personas (es decir, maestros espirituales), la influencia de la mente sobre los patrones del clima y mucho más.Además, existen pruebas de un nuevo tipo de medicina en la cual el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias SIN cortar y reemplazar los genes individuales. Sólo el 10% de nuestro ADN está siendo usado para construir proteínas. Los investigadores occidentales consideran de gran interés este subconjunto de ADN, el cual está siendo examinado y clasificado. El otro 90% se consideran “ADN basura”.


Sin embargo, los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, se asociaron con lingüistas y genetistas con el objetivo de analizar ese 90% de “ADN basura”. Sus resultados, hallazgos y conclusiones son simplemente revolucionarios.
Según sus hallazgos, nuestro ADN no sólo es responsable de la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacenamiento de datos y la comunicación. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético -especialmente en el aparente “inútil” 90%- sigue las mismas reglas que todos nuestros idiomas humanos.


Para este fin ellos compararon las reglas de la sintaxis (la manera en que las palabras se unen para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado de las formas del lenguaje) y las reglas básicas de la gramática. Encontraron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y han establecido reglas como nuestros idiomas. Por lo tanto, los idiomas humanos no aparecieron por coincidencia sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.


El biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibracional del ADN. En resumen, el resultado final fue: “Los cromosomas vivos funcionan igual que un ordenador holográfico que utiliza radiación láser de ADN endógeno.” Esto significa que se las arreglaron, por ejemplo, para modular ciertos patrones de frecuencia (sonido) en un rayo láser como el que influyó la frecuencia del ADN y por lo tanto la información genética en sí misma.


Puesto que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y del lenguaje (como se explicó anteriormente) es de la misma estructura, no es necesaria ninguna decodificación de ADN. Uno simplemente puede usar palabras y frases del lenguaje humano. Esto también fue probado experimentalmente.


La sustancia viva del ADN (en tejido vivo, no in vitro) siempre reaccionará ante el lenguaje, los rayos láser modulados e incluso a ondas de radio, si son utilizadas las frecuencias (sonidos) adecuadas. Esto explica finalmente y científicamente por qué las afirmaciones, la hipnosis y equivalentes pueden tener efectos tan fuertes en los seres humanos y sus cuerpos. Es completamente normal y natural para nuestro ADN reaccionar al lenguaje.


Mientras los investigadores occidentales cortan genes individuales de cadenas de ADN y los insertan en otra parte, los rusos crean con entusiasmo dispositivos que influyen en el metabolismo celular a través de radio modulada y frecuencias de luz, reparando así defectos genéticos.


Incluso capturaron patrones de información de un ADN en particular y lo transmitieron a otro, reprogramando así células a otro genoma. De esta manera transformaron con éxito, por ejemplo, embriones de rana en embriones de salamandra, simplemente mediante la transmisión de los patrones de información del ADN. De esta manera toda la información fue transmitida sin ningún efecto colateral o desarmonía, que solían surgir al cortar y reintroducir genes individuales del ADN. Esto representa una revolución increíble, que transformaría el mundo, mediante la simple aplicación de vibraciones (frecuencias de sonido) y el idioma en lugar del procedimiento arcaico de corte. Este experimento apunta al inmenso poder de la onda genética, que tiene obviamente una mayor influencia en la formación de organismos que los procesos bioquímicos de secuencias alcalinas.


Los maestros esotéricos y espirituales han sabido durante años que nuestro cuerpo es programable por el lenguaje, las palabras y el pensamiento. Esto ha sido científicamente probado y explicado.


Por supuesto que la frecuencia tiene que ser correcta. Y es por eso que no todo el mundo tiene el mismo éxito o puede hacerlo siempre con la misma fuerza. El individuo debe trabajar en los procesos internos y el desarrollo a fin de establecer una comunicación consciente con el ADN.


Los investigadores rusos trabajan en un método que no depende de estos factores pero que SIEMPRE funciona, siempre que se utilice la frecuencia correcta.


Pero cuanto más desarrollada esté la conciencia de un individuo, es menos necesario utilizar otros métodos: se puede lograr estos resultados por uno mismo.La ciencia por fin deja de reírse de tales ideas y confirmará y explicará los resultados. Y esto no termina ahí.


Los científicos rusos descubrieron que nuestro ADN puede crear patrones preocupantes en el vacío, produciendo así agujeros de gusano magnetizados. Los agujeros de gusano son los equivalentes microscópicos de los llamados puentes de Einstein-Rosen en las proximidades de un agujero negro (derivado de una estrella muerta).


Estos son túneles que conectan áreas del universo completamente diferentes, con los que se puede transmitir información a través del espacio y del tiempo. El ADN atrae estos bits de información y los pasa a nuestra conciencia. Este proceso de híper-comunicación (telepatía, canalización) es más eficaz en un estado de relajación.
El estrés, la preocupación o un intelecto hiperactivo provocan que la híper-comunicación o la información sean totalmente distorsionadas e inútiles. 


En la naturaleza, la híper-comunicación se ha aplicado con éxito durante millones de años. El flujo organizado de la vida en los insectos prueba esto dramáticamente. El hombre moderno lo identifica, a un nivel mucho más sutil, como “intuición”. Pero nosotros podemos recuperar su uso completo.


Por ejemplo, cuando una hormiga reina es separada de su colonia, las hormigas trabajadoras restantes, continúan construyendo afanosamente de acuerdo al plan. Sin embargo, si la reina muere, todo el trabajo en la colonia se detiene. Ninguna hormiga sabrá qué hacer. Al parecer, la reina transmite los “planes de construcción” desde muy lejos, mediante el uso de la mente colectiva con sus súbditos. Puede estar tan lejos como quiera, siempre y cuando ella esté viva.


En los seres humanos, la híper-comunicación suele encontrase cuando se accede de pronto a la información que está fuera de la base de conocimientos de uno. Dicha híper-comunicación se experimenta como inspiración o intuición (también en la canalización). El compositor italiano Giuseppe Tartini, por ejemplo, soñó que un demonio se sentó a su lado a tocar el violín. A la mañana siguiente Tartini fue capaz de escribir la partitura de memoria. Lo llamó Sonata del Trino del Diablo.


Durante años, un enfermero de 42 años soñó que estaba conectado a un tipo de conocimiento de CD-ROM. Se le transmitía conocimiento verificable de todos los campos imaginables, que luego era capaz de recordar por la mañana. La avalancha de información que recibía durante la noche era como toda una enciclopedia. La mayoría de los hechos se encontraban fuera de su base de conocimiento personal y alcanzaron detalles técnicos de los que él no sabía absolutamente nada. Cuando la híper-comunicación se produce, se puede percibir en el ADN, al igual que en los fenómenos humanos y sobrenaturales.


Los científicos rusos irradiaron muestras de ADN con luz láser. En la pantalla, se formó el típico patrón de ondas. Cuando quitaron la muestra de ADN, el patrón de onda no desapareció, permaneció. Muchos experimentos controlados mostraron que el patrón de la muestra extraída continuaba viéndose, pues su campo energético permanecía por sí mismo. Este efecto es ahora llamado efecto ADN fantasma. Se supone que la energía sique fluyendo a través del espacio y el tiempo dentro de los agujeros de gusano después de que es eliminado el ADN. Los efectos secundarios encontrados con más frecuencia en la híper-comunicación en los seres humanos son inexplicables campos electromagnéticos en las proximidades de las personas afectadas.


Los aparatos electrónicos como reproductores de CD y similares pueden irritarse y parar de funcionar durante horas. Cuando el campo electromagnético se disipa lentamente, los aparatos vuelven a funcionar con normalidad. Muchos sanadores y psíquicos experimentan este efecto en su trabajo: la atmósfera y la energía mejoran, y lo más frustrante es que los dispositivos de grabación dejan de funcionar justo en ese momento. Normalmente, todo vuelve a la normalidad a la mañana siguiente. Tal vez para muchos esto es tranquilizador de leer, ya que no tiene nada que ver con que ellos sean técnicamente ineptos, sino que son buenos en la híper-comunicación.
En su libro Vernetzte Intelligenz, Grazyna Gosar y Franz Bludorf explican estas conexiones de forma precisa y clara. Los autores también citan fuentes, suponiendo que en los inicios la humanidad era como los animales: estaba fuertemente vinculada gracias a la mente colectiva y actuaba como un grupo. Sin embargo, con el fin de desarrollar y experimentar la individualidad, nosotros los humanos tuvimos que olvidarnos de la hiper-comunicación casi por completo.


Ahora que estamos bastante estables en nuestra conciencia individual, podemos crear una nueva forma de mente colectiva, en la que logremos el acceso a toda la información a través de nuestro ADN sin ser forzados o remotamente controlados sobre qué hacer con esa información. Ahora sabemos que así como se utiliza Internet, nuestro ADN puede alimentarse de datos de esta índole en la red, puede recuperar datos de la red, y puede establecer contacto con otros participantes en la red. Se puede explicar de esta manera la curación a distancia, la telepatía o “percepción remota” sobre el estado de otro. Algunos animales saben desde lejos cuando sus dueños planean regresar a casa. Esto ya puede ser interpretado y explicado gracias al concepto de mente colectiva y la hiper-comunicación.
La conciencia colectiva no puede ser utilizada razonablemente durante un largo período de tiempo sin una individualidad distintiva, de lo contrario volveríamos a un instinto primitivo de rebaño que es fácilmente manipulable. La hiper-comunicación en el nuevo milenio significa algo muy diferente.


Los investigadores creen que si los humanos con plena individualidad recobraran la conciencia de grupo, tendrían un poder similar a Dios para crear, alterar y formar cosas en la Tierra. Y la humanidad está colectivamente moviéndose hacia una conciencia de grupo del nuevo tipo.


Esto se convertirá en un problema para el cincuenta por ciento de los niños en cuanto empiecen en el colegio, desde el momento en que el sistema los agrupe y les imponga una adaptación a él. Pero la individualidad de los niños de hoy es tan fuerte que rehúsan este ajuste y se resisten a renunciar a sus idiosincrasias de las maneras más diversas. Al mismo tiempo, nacen más y más niños clarividentes. Algo en esos niños está esforzándose cada vez más hacia la mente colectiva del nuevo tipo, y ya no puede ser suprimido.


Por regla general, el clima, por ejemplo, es bastante difícil de influenciar por un solo individuo. Pero puede ser influenciado por la mente colectiva (nada nuevo en esto para algunas tribus indígenas). El clima es fuertemente influenciado por las frecuencias de resonancia de la Tierra (las frecuencias Schumann). Pero esas mismas frecuencias también se producen en nuestros cerebros, y cuando mucha gente sincroniza su pensamiento o cuando las personas (maestros espirituales, por ejemplo) enfocan sus pensamientos de una manera similar al láser, entonces no es de extrañar que puedan influir en el tiempo.


Una civilización moderna que desarrolle la mente colectiva no tendría ni problemas ambientales ni escasez de energía, porque si se tratara de usar tales poderes mentales como una civilización unificada, tendrían el control de las energías de su planeta como consecuencia natural.


Cuando un gran número de personas se unifican con la intención de meditar sobre la paz, el índice de violencia se disuelve.


Apparently, DNA is also an organic superconductor that can work at normal body temperature, as opposed to artificial superconductors which require extremely low temperatures between -200 and -140°C to function.


Al parecer, el ADN es un superconductor orgánico que puede trabajar a temperatura normal del cuerpo, a diferencia de los superconductores artificiales que requieren temperaturas extremadamente bajas entre -200 y -140 ° para funcionar. Además, todos los superconductores son capaces de almacenar luz y, por lo tanto, información. Esto explica cómo el ADN puede almacenar información.


Hay otro fenómeno ligado al ADN y los agujeros de gusano. Normalmente, estos agujeros negros súper pequeños son altamente inestables y se mantienen sólo pequeñas fracciones de segundo. Bajo ciertas condiciones los agujeros de gusano estables se pueden organizar, para luego formar dominios de vacío distintivos en los que, por ejemplo, la gravedad se puede transformar en electricidad. Los dominios de vacío son bolas auto-radiantes de gas ionizado que contienen cantidades considerables de energía. Hay regiones en Rusia donde tales bolas radiantes aparecen muy a menudo.


Tras la confusión surgida entre los rusos, comenzó una búsqueda masiva de programas que, finalmente, condujo a algunos de los descubrimientos antes mencionados. Mucha gente conoce la existencia de dominios de vacío, como bolas brillantes en el cielo. Observando con perplejidad, se preguntan qué pueden ser.
Una vez pensé: “Hola ahí arriba. Si sois OVNIs, volad en triángulo”. Y de repente, las bolas de luz se movían en triángulo. O salían disparados a través del cielo como discos de hockey: se aceleraban de cero a velocidades locas a la vez que se deslizaban silenciosamente por el cielo. Me quedé boquiabierto, al igual que muchos otros que creían que eran OVNIs. Al parecer, volaban en triángulo amistosamente para complacerme.


Los rusos se dieron cuenta –en las regiones donde suelen aparecer los dominios de vacío– de que a veces vuelan como bolas de luz desde el suelo hacia el cielo, y que esas bolas podían ser guiadas por el pensamiento. Desde entonces se ha encontrado que los dominios de vacío emiten ondas de baja frecuencia, igual que en nuestros cerebros, y debido a esta similitud de ondas son capaces de reaccionar a nuestros pensamientos. Ejecutarlo con éxito a nivel del suelo podría no ser una gran idea, pues esas bolas de luz pueden contener una energía inmensa y pueden ser capaces de mutar nuestros genes.


Muchos maestros espirituales producen bolas o columnas de luz en meditación profunda o durante el trabajo con energía, produciendo sentimientos agradables y sin causar ningún daño. Al parecer, esto depende de la orden interna, de la cualidad y del origen del dominio del vacío. Hay algunos maestros espirituales, como el joven inglés Ananda, por ejemplo, que no ven nada extraño mientras se sientan y hablan o meditan en hiper-comunicación, pero cuando sacan una foto, únicamente se ve en la foto una neblina blanca sobre la silla.


En algunos proyectos de sanación de la Tierra, aparecen en las fotografías efectos de luz similares. En pocas palabras, este fenómeno tiene que ver con las fuerzas de la gravedad y anti-gravedad, que son formas cada vez más estables de agujeros de gusano y que muestran la hiper-comunicación entre las energías externas a nuestro tiempo y estructura del espacio. Las generaciones anteriores que experimentaron la hiper-comunicación y los dominios visibles de vacío creían que eso podría ser un ángel que se les aparecía. Aún así no podemos estar muy seguros de cuáles son las formas de conciencia a las que podemos tener acceso cuando utilicemos la híper-comunicación.


Aún no teniendo pruebas científicas de su existencia real, hay que destacar que no toda la gente que ha tenido tales experiencias sufre de alucinaciones. Simplemente hemos dado otro gran paso hacia la comprensión de nuestra realidad. La ciencia oficial también sabe de las anomalías de la gravedad en la Tierra que contribuyen a la formación de los dominios de vacío. Es más, recientemente se han encontrado anomalías gravitatorias en Rocca di Papa, al sur de Roma.