Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Los 10 peores productos químicos en cosméticos y productos de cuidado personal.

Muchos productos de belleza no son exactamente bellos, pues contienen químicos tóxicos y hasta carcinógenos. Búscalos en las etiquetas y evítalos.

Fuente: Conspiraciones 1040.

¿Te has preguntado cuántos productos de cuidado personal utilizas diariamente como shampoo, acondicionador, jabón, crema, desodorante, perfume, maquillaje, productos para el cabello y más?
Químicos tóxicos

Algunos ingredientes de los productos de belleza no son exactamente bellos, pues investigadores en Estados Unidos han encontrado que uno de cada ocho componentes, de los 82 mil utilizados en los productos de cuidado personal, son químicos industriales que resultan tóxicos y hasta carcinógenos, como lo asegura el sitio Greenliving.com.

Tan sólo en los perfumes sus fórmulas se consideran un secreto comercial y las compañías no están obligadas a divulgar sus componentes. Muchos de estos químicos tóxicos ocultos en las fragancias pueden provocar alergias, migrañas e irritaciones neurológicas en las personas sensibles y se han asociado al cáncer.


Espumosos, aromáticos y suaves

A continuación te damos una lista de 10 químicos que será bueno buscar en las etiquetas de esos espumosos shampoos, aromáticas cremas y suaves maquillajes. No se trata de aterrarte y salir corriendo a tirar todo a la basura, mas sí de evitar su uso en la medida de lo posible:

1. Lauril Sulfato de Sodio. Usado como agente limpiador para hacer los productos espumosos y burbujeantes, es un contaminante que puede causar cáncer. Búscalo en las etiquetas también como Sulfato de Sodio Laureth.

2. Triclosán. Utilizado principalmente en desodorantes, antitranspirantes, limpiadores, antibacteriales y desinfectantes de manos, se sospecha que interfiere con las funciones hormonales.

3. Formaldehídos. Usados como conservadores en cosméticos, son tóxicos y se han reconocido como carcinógenos. Búscalos como DMDM Hidantoína, Diazolidinil Urea, Urea Imidazolidinil, Metenamina, Quarternium 15 e Hidroximetilglicinato de Sodio.

4. Parabenos. Son ampliamente utilizados como conservadores en cosméticos. Se sospecha que interfieren en las funciones hormonales. Busca ingredientes que terminen en "parabeno" como Metilparabeno.

5. Compuestos de Polietilenglicol (PEG). Son ampliamente utilizados en los cosméticos de bases cremosas. Pueden interferir en tu desarrollo físico y dañar el sistema nervioso. Busca ingredientes con las letras "etil" o "glicol".

6. Butilhidroxianisol (BHA) y Butilhidroxitolueno (BHT). Son conservadores y antioxidantes utilizados principalmente en maquillajes y cremas humectantes. El BHA es tóxico para el sistema inmunológico y un posible carcinógeno. El BHT puede ser tóxico para el sistema inmunológico, piel, pulmones e hígado. Ambas sustancias pueden causar reacciones alérgicas, interferir con las funciones hormonales y favorecer el crecimiento de tumores.

7. Pfenilendiamina. Son colorantes usados en tintes para el cabello y aparecen en la etiqueta del producto como colores "CI" seguidos de un número de cinco dígitos. Se ha demostrado que estos alquitranes de carbón son cancerígenos.

8. Dietanolamina (DEA, MEA o TEA). Son químicos utilizados para hacer los productos más cremosos o espumosos. La DEA y sus compuestos irritan la piel y ojos, pueden ser tóxicos para los sistemas inmunitario y nervioso, y pueden reaccionar con otros ingredientes de los cosméticos formando tóxicos cancerígenos.

9. Ftalato de Dibutilo. Usado principalmente en productos para uñas y en perfumes, en experimentos de laboratorio se ha demostrado que aunque no es un cancerígeno por sí solo, sí puede aumentar la capacidad de otros químicos de causar mutaciones genéticas e interferir con la función de las hormonas causando problemas reproductivos y de desarrollo.

10. Siloxanos. Usados en los cosméticos para suavizarlos, ablandarlos y humedecerlos, se sospecha que interfieren con las funciones hormonales y causan toxicidad en el hígado. Búscalos como Ciclometicona e ingredientes que terminan en "siloxano" como Cyclotetrasiloxano.

Lleva en tu bolsillo la lista

10 ingredientes tóxicos en los cosméticos:

- Butilhidroxianisol (BHA) y Butilhidroxitolueno (BHT)
- Compuestos de Polietilenglicol (PEG)
- Dietanolamina (DEA, MEA o TEA)
- Formaldehídos
- Ftalato de Dibutilo
- Lauril Sulfato de Sodio
- Triclosán
- Parabenos
- Pfenilendiamina
- Siloxanos

Fuente_

Nos han arruinado, quieren exterminarnos y aun no nos lo creemos (Luces y sombras 01-12-2011).



Ir a descargar



Descripción: En este preciso momento, ya pueden decirme lo que quieran que ni gobiernos, ni instituciones sociales o económicas ni tendencias religiosas podrán hacerme cambiar la opinión de que todo lo que están haciendo solo está enfocado hacia su propio enriquecimiento, a espaldas del pueblo y sin remordimientos de cual puede ser el coste humano que tengamos que pagar por sus actos. Estamos en sus manos y a su merced porque preferimos ignorar la realidad y mirar hacia otro lado.

Nota John Doe: Los que no creían mis palabras cuando decía que nos acercábamos cada vez más al modelo Argentino del "corralito", ya vemos los primeros casos y recomendamos "NO" tener ningún tipo de dinero en el banco y a ser posible, los "ahorros" tenerlos invertidos en otra cosa que no sea "moneda" (ejemplo recomendable: Oro, Plata)

Cooperativa de la Aldea bloquea las 3.000 cuentas de sus clientes: Aquí.

Fuente_

Valerie: “El sexo destrozó mi vida” o el oscuro camino de la ninfomanía...


Destroza matrimonios, destruye carreras y mina la autoestima. Sin embargo, los estadounidenses están siendo diagnosticados como adictos al sexo en cifras récord. ¡Cuidado! Es una epidemia. El comportamiento sexual compulsivo, también llamado trastorno híper sexual, puede destruir la vida de una persona tanto como las adicciones al alcohol o a las drogas.

La adicción al sexo es un trastorno de intimidad progresivo que se caracteriza por pensamientos y actos sexuales …

Según los psiquiatras, está afectando a un número creciente de estadounidenses, ya no son solo los hombres de 40-50 años, cada vez hay más mujeres y adolescentes. Incluso hay abuelos atrapados por la pornografía a través de los ordenadores de sus nietos, y nietos haciendo sexting a los 12 años", señalan los terapeutas sexuales. 


Se estima que 40 millones de personas al día en los EEUU entran en páginas pornográficas (existen unos 4,2 millones de sitios web pornográficos). De hecho, el número de adictos ha crecido debido a la revolución digital. Las generaciones anteriores tenían que pasar mucha vergüenza al entrar en salas X y tiendas de pornografía, pero la Red ha hecho que sea más accesible, libre y anónimo.

Es lo que le pasó a Valerie. Solo se dio cuenta de la gravedad de su problema cuando lo perdió todo, pero en realidad el sexo llevaba años haciendo estragos en su vida. Le vio las orejas al lobo  justo en la época en que su segundo matrimonio se fue al traste. A los 30, trabajaba como jefa de recursos humanos en Phoenix y había engañado en numerosas ocasiones a sus dos maridos, a menudo con sus subordinados y compañeros de trabajo en los baños, en restaurantes de comida rápida… Incluso había tenido relaciones con hombres casados. Pero Valerie no podía parar. Ni siquiera cuando la mujer de uno de sus amantes le apuntó a la cabeza con una escopeta al pillarles in fraganti.

Valerie llamaba a líneas eróticas y participaba en chats muy subidos de tono, se conocía al dedillo las páginas de pornografía online, se masturbaba compulsivamente y no salía de casa sin su vibrador, hasta para ir a trabajar. Anhelaba el exhibicionismo público, frecuentaba clubes de striptease e incluso aceptó dinero a cambio de sexo, no por necesidad sino por el morbo de lo prohibido.


Para Valerie, como para muchos otros adictos, el sexo era una forma de automedicación para borrar la angustia, la desesperación y el miedo paralizante que le había obsesionado desde que fue abandonada cuando era niña. "Con el fin de aliviar la soledad y el miedo de no ser querido, buscaba el amor en los lugares equivocados", recuerda.

Después de una década de llevar a cabo esta forma de vida, Valerie tocó fondo y trató de quitarse la vida con una sobredosis de medicamentos. "Estaba totalmente fuera de control. Por culpa de mi adicción al sexo arruiné dos matrimonios, perdí mi trabajo y mi casa, y me quedé en la calle".

En los últimos años se ha oído hablar mucho sobre la "adicción sexual", inclusive varias celebridades confesaron padecerla, entre ellas Michael Douglas, Tiger Woods, David Duchovny... Un problema que va en aumento y que las nuevas tecnologías han incrementado.