Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

viernes, 17 de enero de 2014

OPCIONES RURALES PARA SALIR DE LA CRISIS


Durante los últimos siglos se ha producido en todo el planeta un éxodo masivo de seres humanos desde las zonas rurales y naturales hacia las grandes ciudades donde nos hemos concentrado masivamente. Lo curioso es que muchas veces este cambio a supuesto el hacinamiento de millones de personas en condiciones infrahumanas como actualmente se puede ver en la mayoría de las grandes ciudades de Latinoamérica donde un 10% vive medianamente bien y el resto vive en condiciones chabolistas en muchos casos en peores condiciones que en sus lugares de origen. Si nos trasladamos a la Europa o EEUU del siglo XXI, parece que la actual crisis está llevando a que este panorama urbanístico poco a poco se vaya extendiendo más y más, donde cada vez hay más personas que están pasando a vivir en condiciones paupérrimas en dichas ciudades del mundo “desarrollado”.
 
El siguiente artículo muestra el ejemplo real de algunas personas que han optado por nuevas alternativas ante este sistema corrupto hasta la médula al que nos han arrastrado de manera mal intencionada hasta una crisis de base que está haciendo que millones de personas pierdan sus derechos básicos.

Quizás salir de las grandes ciudades no sea una opción tan descabellada ¿Vd. qué piensa? Los comentarios están abiertos…

 
Por luis (Praetorian):
Soluciones para salir de la crisis a corto plazo. Siempre he pensando que al sistema se le puede vencer de dos formas:

A) Luchando desde el propio sistema, lo cual se me antoja una tarea ardua y a largo plazo, con la premisa de que el ser humano más tarde que temprano volvería aprovecharse de este sistema usándolo a beneficio personal y volveríamos a tener a una caterva de parias y plutócratas oligarcas en el poder con políticas neoliberales en contra del pueblo.

B) Abandonar el sistema en un éxodo masivo y repoblar los pueblos abandonados, cultivando nuestros propios alimentos, al fin y al cabo el ser humano para vivir solo necesita comida, además ganaría más calidad de vida en un ambiente bucólico alejado del mundanal ruido de la ciudad y el estrés al que estamos sometidos ¿Pero quién estaría dispuesto a renunciar a todas las comodidades a las cuales estamos supeditados y de las cuales el sistema nos ha hecho unos yonkis sin metadona? esa es la cuestión, pero como una alternativa si todo se va a la mierda, no estaría nada mal tenerla presente bajo mi punto de vista personal.

Esta reflexión o pensamiento lo puse en mi una de mis redes sociales y a continuación os pongo las dudas más comunes que iba suscitando dicho tema y las opiniones de varias personas que me han parecido muy interesantes.

Marta Labanda:
Yo soy de esas personas que dejaron la ciudad ( Benidorm) por la vida en el pueblo, en 2009 por circunstancias personales decidí emprender esta “aventura” así que busque por internet pueblos para repoblar dando con una organización que orienta a los nuevos pobladores, tras una entrevista previa, visité la zona eligiendo cual de los pueblos abandonados podía hermanar con mi ideal de vida y poco más. Con mi hija de la mano metí mis pertenencias en el coche, mi único ingreso era el paro que estuve cobrando hasta junio del año siguiente, tiempo de plazo que me puse para ” buscarme la vida” , y rumbo al paraíso. Sigo en contacto con la organización y cuando han hecho algún tipo de entrevista o encuestas cuentan conmigo, yo animo a la gente a vivir en los pueblos, el que quiera algún tipo de información más personalizada, no tengo ningún problema en facilitarla. Llevo desde el 5 de Noviembre del 2009 viviendo en un pueblo de 30 habitantes y me siento muy plena por lo que hice.Pero como muy bien dice Luis, hay que desprenderse de muchas cosas que yo al menos no hecho en falta.